Durante los días 30 de junio, uno y dos de julio se desarrollaron los talleres de política pública con diferentes focos sociales en el Centro Cultural Agua y Miel de Samaná
Entre las reflexiones que surgieron alrededor de la paz, sus colores y sabores se dijo: “la paz me sabe a café recién tostao”, “me sabe a chocolate espumoso”, “a mi me sabe a cebada”, “la paz me sabe a sopa de ahuyama”, en tanto a los colores; uno de los asistentes mencionó que veía la paz color negro, porque era como salir al patio de su casa y ver todo oscuro y no sentir miedo, saber que las estrellas alumbraban el campo y los grillos
Todas estas metáforas en torno a la paz hacen parte de la co-construcción de las políticas públicas hacia la transición de paz en las zonas de posconflicto, que lidera Carlos Gallego, coordinador de paz territorial del programa Colombia Científica.
#SomosColombiaCientifica y hacemos posible la co-construcción de una paz estable y duradera a través de procesos participativos donde hacemos visible y sonora las voces de la gente que hace parte de nuestros procesos en territorio.